La magia del momento

Archivado en Recuperar, qué.

Nunca se puede decir qué fotos van a ser importantes cuando se están haciendo. Incluso después de hechas puede llevar tiempo percatarse y caer en la cuenta de algún detalle importante que habíamos pasado por alto.

Mirar las fotos que rondan por casa nos trae recuerdos pasados. A menudo vemos una escena congelada de lo que una vez vivimos. De tarde en tarde descubrimos algo nuevo. Encontrarse con una caja llena de viejas fotos es una especie de arqueología, emocionante.

Precisamente esta que vemos es de un familiar, estaba en una caja de zapatos con otras cuantas de escaso interés. Al verla saltó de inmediato la diferencia con las demás.
Es una foto anónima, hecha espontáneamente y sin ningún afán de conseguir ningún resultado estético. La óptica no parece de mucha calidad y el revelado es estándar. Una copia en papel fotográfico normal.

Pero en aquel momento, un espontáneo fotógrafo capturó algo mágico. Como si todo estuviera orquestado, desconectado pero en perfecto equilibrio, apretó el disparador, no sabemos si con intención o sin ella, creando la visión de un sueño.

Salvando las distancias, con perdón, grandes fotógrafos de la talla de Cartier-Bresson han tenido un ojo especial para inmortalizar escenas de parecida simbología basadas en la magia del momento. Una casualidad alucinante.

Este es un ejemplo de recuperación que nos puede guiar para encontrar otros similares que merecen la pena.

Etiquetas: , , , ,

Escribe un comentario